Select Page

La mayoría de las personas que son escogidas para la auditoria de impuestos no han hecho nada malo. Sin embargo, el estrés y pánico subsecuente, es muy real. Ya que la mayoría de las personas no esperan ser auditados, por lo que ellos están increíblemente no preparados. Por esta razón, es aconsejable tener a un abogado tributario a su lado cuando está siendo auditado. Un abogado tributario puede hablar directamente con el IRS a su nombre y sentarse a su lado en cualquier reunión. También pueden ayudar a negociar cualquier acuerdo, si es necesario, y hará lo mejor posible para disminuir el monto lo más que se pueda. 

Tomar la decisión de contratar a un abogado tributario debe manejarse rápidamente. Algunas veces existen fechas límites de las cuales el ciudadano promedio puede no estar al tanto. Además, necesitara tiempo para investigar cuales son los abogados tributarios de su localidad y revisar sus reseñas. Usted desea encontrar aquel que mejor se adapte a usted. Existen numerosas formas de buscar a través de directorios de negocios y las postulaciones de Better Business Bureau.

Un abogado tributario es alguien que conoce intrincadamente las idas y venidas de las leyes tributarias. Son expertos en que decir y hacer, así como también, en lo que significa cumplir y perder las fechas límites. Pueden decirte exactamente que declarar y cuál es la deducción tributaria justa. También son aquellos a los que debe acudir si necesita la traducción de las complicadas descripciones tributarias a un lenguaje más sencillo. También pueden guiarle en un curso de acción especifico que le proporcione el mejor resultado posible. 

Otra razón por la cual es una buena idea contratar a un abogado tributario es la confidencialidad abogado- cliente. Esto significa que puede confiar en su abogado tributario y ellos pueden aconsejarle en privado, pero ellos no pueden testificar en su contra en un tribunal legal. En contraposición, utilizar un Contador público certificado no le garantiza ninguna clase de privilegios como cliente. 

Las leyes y códigos tributarias son una cosa dinámica- están cambiando todo el tiempo. Un CPA puede no estar al día con las nuevas leyes o de los cambios más recientes en las mismas. Un abogado tributario está en la mejor posición para ayudarle porque ellos tienen que actualizarse constantemente con cualquier cosa relacionada a las leyes tributarias.